ÚLTIMAS NOTICIAS

sábado, 22 de marzo de 2014

Vecinos de Baltanás rehabilitan el atrio de la Ermita de Revilla.


El buen tiempo ha permitido poner en marcha algunas iniciativas en Baltanás, como el comienzo de la rehabilitación del atrio de la Ermita de Nuestra Señora de Revilla. La idea surgió el pasado mes de Febrero, en una reunión convocada por el Ayuntamiento de Baltanás para realizar algunos trabajos a prestación personal de los vecinos, en una continuación del programa iniciado el año pasado mediante el que se acometió la rehabilitación integral de la Ermita de San Gregorio.


El Ayuntamiento presentó un informe con las deficiencias existentes en el muro del atrio de la ermita y se planteó como una posible solución acometer parte de la rehabilitación acogiéndose a la convocatoria 'A Huebra' de la Diputación de Palencia. El programa requiere el apoyo e implicación de asociaciones y vecinos para llevar a cabo este tipo de obras en espacios que son de todos, por lo que los baltanasiegos, tanto los residentes en el pueblo como los que viven fuera, aportaron sus ideas y mostraron su disponibilidad para embellecer uno de los espacios más emblemáticos de la Baltanás.


Por ello, la institución provincial colaborará con una ayuda máxima de 3.000 euros, destinados a los materiales para la ejecución de la rehabilitación. El material que se empleará en las obras tendrá un coste de 4.000 euros, de forma que el Ayuntamiento también tendrá que hacer una aportación de 1.000 euros.


El muro del atrio de la Ermita de Nuestra Señora de Revilla tiene deficiencias notables, pues está realizado con piedras calizas y muchas se han roto con el paso del tiempo. Las obras, que ya han comenzado, permitirán la reconstrucción total del muro, lo que supone un trabajo costoso, ya que son 80 metros de valla que precisan reparación por ambos lados. Los trabajos consistirán en la sustitución de las piedras, así como la reconstrucción de las piedras calizas. También se procederá al picado del cemento y el hormigón, se eliminarán ladrillos y se rejuntarán las piedras con mortero de cal, lo que permitirá una mejor transpiración.


Los albañiles y vecinos acuden todos los sábados, de 8 a 14 horas, para arreglar el muro, aunque algunos también han mostrado su intención de colaborar a diario.


La edad no importa para participar en esta iniciativa, que ha contado con niños de 12 años hasta jubilados de 80 años, con una media de veinte vecinos cada sábado. «Estamos muy agradecidos con la colaboración de los baltanasiegos, tanto residentes como aquellos que viven fuera, por su constante participación y vinculación con el pueblo» destacó María José de la Fuente, alcaldesa de Baltanás, También añadió que «la respuesta está siendo muy positiva y el resultado ya puede verse en algunos tramos del muro y son los vecinos los que nos han animado a continuar con este tipo de iniciativas».


La última actuación llevada a cabo en el atrio de la Ermita de Nuestra Señora de Revilla fue hace 20 años, cuando se hizo el solado y el ajardinado. Hace más de 30 años se arregló la tapia que da a la calle El Calvario. El resto del muro se ha parcheado y necesitaba ya una reparación.


La ermita es un santuario muy querido por los baltanasiegos, que profesan una profunda devoción a su Patrona, por lo que esta iniciativa ha despertado el interés de todos los vecinos.


Fuente: El Norte de Castilla