ÚLTIMAS NOTICIAS

domingo, 23 de marzo de 2014

Cinco municipios, entre los que se encuentra Baltanás, participan en el programa "Hogares Verdes".

La Diputación de Palencia ha puesto en marcha de forma piloto en cinco municipios de la provincia de Palencia el programa 'Hogares Verdes', diseñado hace ya varios años por el Centro Nacional de Educación Ambiental del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Participan un centenar de familias y el objetivo es lograr convertir sus hogares en lugares más 'verdes' mediante la reducción en un 7% la factura de energía y de un 8% de la del agua. Cristina García, técnico de Medio Ambiente de la Institución provincial visitó Astudillo y Villalobón. Son dos de los pueblos en los que comienza la puesta en marcha del proyecto a través de talleres formativos que giran entorno al consumo de agua, el tratamiento de residuos, la eficiencia energética y movilidad y hábitos de consumo. En total, se impartirán 20 sesiones en los cinco municipios (Villamuriel de Cerrato, Baltanás, Guardo, Villalobón y Astudillo).

Cristina García asegura que las familias participantes son muy receptivas. Además de escuchar y tomar nota sobre consejos y hábitos para hacer de sus casas hogares más verdes realizan también sus aportaciones.

Junto a las charlas, que se impartirán hasta mayo en Villamuriel de Cerrato, Baltanás, Guardo, Villalobón y Astudillo, a los participantes en el programa se les entrega una ficha para que apunten aquellos aspectos en los que pueden incidir para conseguir el objetivo de reducir el consumo de agua y energético. También se les da un 'kit' con material con el que poner en marcha los consejos. En el 'kit' del agua va un reloj de arena de cuatro minutos para colocar en el cuarto de baño y recordar que ese es el tiempo 'sostenible' de una ducha. También hay un perlizador, que es un dispositivo que mezcla agua con aire provocando que las gotas salgan del grifo con forma de perlas reduciendo el caudal y consiguiendo ahorros superiores al 50%.

En kit de energía se entrega una regleta de enchufes para que en un solo gesto puedan apagarse totalmente varios aparatos eléctricos evitando el 'standby'. Completan el lote un burlete con el que mejorar el aislamiento de las ventanas, un termómetro digital que recordará que subir un grado centígrado la calefacción supone un incremento del consumo de hasta un 7% de consumo y un lote de pegatinas para colocar en aquellos puntos de la casa en los que se debe incidir para reducir el gasto y que habitualmente no se tienen en cuenta.

Otros objetivos en los que tienen que trabajar los participantes es eliminar al menos dos productos dos productos tóxicos de la lista de la comprar, tratar de aumentar el uso del transporte público y organizar grupos para compartir vehículos en los desplazamientos para ahorrar combustible.

Las charlas se desarrollarán hasta finales del mes de mayo, pero el trabajo con las familia no acabará ahí. La empresa encargada de gestionar el programa hará un seguimiento durante varios meses para conocer cómo ha evolucionado las facturas del agua y de la luz y comprobar así la efectividad de los consejos y el éxito de la iniciativa.

Los participantes, además, disponen de línea directa con los técnicos ambientales para asesorarles en cualquier momento sobre todo tipo de dudas. Se trata de establecer un contacto permanente con los hogares implicados para reforzar positivamente su implicación, dar continuidad a la iniciativa y favorecer la implantación y mantenimiento de los nuevos hábitos. Esta asesoría estará disponible hasta finalizar el año 2014.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 8.000 euros y si se consiguen los objetivos marcados, la Diputación de Palencia lo extenderá a otros municipios. De momento, tanto organización como participantes hacen una valoración positiva de su desarrollo.


Fuente: El Norte de Castilla